Hilos como destinos. Meditaciones













Tantos hilos, como destinos, tan sabiamente unidos. Se teje así la vida, sola...Pasado, presente y futuro, como las cuentas de un collar. No conviene despertar a los muertos, no. Desenterrarlos vale sólo si están vivos y piden ser rescatados. Hay algo que se nos escapa, algo que nos fija a la pared, algo que encuentra su lugar a pesar de nosotros: el color sombrío (pero noble) del Amor.




Meditaciones (I)
(Rosario Castellanos)

Considera, alma mía, esta textura
áspera al tacto, a la que llaman vida.
Repara en tantos hilos tan sabiamente unidos
y en el color, sombrío pero noble, 
firme, y donde ha esparcido su resplandor el rojo.
Piensa en la tejedora; en su paciencia
para recomenzar
una tarea siempre inacabada.

Y odia después, si puedes.

Meditaciones. Rosario Castellanos (Poeta mexicana)